Cuidar nuestra piel es fundamental. Y uno de los factores clave que hemos de tener a la hora de elegir un producto es la edad que tenemos. No es lo mismo tener 20 que 50 años. Cuando tenemos 20 años la piel está radiante y no nos preocupamos por tener una rutina diaria o utilizar una crema específica. Como sucede en la mayoría de los casos, siempre pensamos que hasta que no tengamos imperfecciones no es necesario utilizar una crema para cuidar nuestra piel. Sin embargo, esto es un grave error porque debemos hidratar nuestra piel desde jóvenes porque es sin duda la mejor opción para prevenir el envejecimiento cutáneo.

Cómo cuidar la piel

Por ello, aquí os dejamos cinco consejos para ayudaros a cuidar la piel a esta temprana edad. No hay que pensar que por ser jóvenes no hay que cuidar la piel:

1. Utilizar la crema adecuada

¿Cuál es tu tipo de piel? El tipo de piel incide directamente en el tratamiento que debemos aplicar. ¿Tienes la piel seca, mixta o grasa? Según tu tipo de piel utilizarás una crema específica. Muchas veces pensamos que al tener la piel grasa no necesitamos utilizar una crema hidratante, ¡esto es un error! Las pieles mixtas o grasas también necesitan hidratarse a diario y hay cremas específicas para ello.

2. No fumar

El humo del tabaco contiene toxinas que perjudican nuestro cutis y producen una oxidación celular. Algunos de sus efectos son la pérdida de luminosidad en la piel, aparición de arrugas y de puntos negros. Por ello, las personas que fuman deben tener un cuidado más exhaustivo de su piel.

3. Desmaquillarse todos los días

Antes de acostarnos, nuestra piel debe estar limpia e hidratada.

4. No tomar el sol en grandes cantidades

Una sobre exposición al sol puede traducirse en un envejecimiento prematuro de la piel, manchas y, en el peor de los casos, un melanoma. En verano, debemos utilizar un fotoprotector de amplia protección para tomar el sol, pero no nos olvidemos del invierno. En esta estación también debemos utilizar crema con SPF 15 que nos proteja de los rayos del sol porque sino potenciamos la aparición de manchas.

5. Limpieza diaria

La limpieza debemos de hacerla por la mañana y por la noche. Por la mañana tenemos que eliminar los residuos proteicos y el sebo que se genera en nuestra piel mientras dormimos. Antes de acostarnos, tenemos que limpiar los restos de maquillaje o grasa que haya segregado la piel. Para realizar una limpieza, podemos utilizar una leche limpiadora si tenemos la piel muy seca, agua micelar si nuestra piel es normal, o un jabón si nuestra piel tiende a ser grasa. Después, podemos aplicar un tónico con un algodón y finalmente un cosmético básico, la crema hidratante. Para no favorecer la aparición de puntos negros os recomendamos un cosmético oil-free compuesto por antioxidantes como la Vitamina C y con protección solar para prevenir el envejecimiento de la piel.

Para ello, os recomendamos SkinCeuticals Daily Reductora de Poros, disponible en nuestra farmacia. ¡Pregúntanos! Estaremos encantadas de ayudarte a cuidar tu piel, tu aspecto y bienestar.

Si tenéis alguna duda, no dudéis en contactar con nosotras, recuerda que también os podemos atender vía whatsapp en 648 11 75 37.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *